Volver


Rod Walker es un educador ambiental británico residente en Chile muchos años. Actualmente divide su tiempo de trabajo entre su base en Pucón, donde ha vivido desde 1990, y la Patagonia Argentina. Después de estudiar Leyes, escalar montañas y practicar boga en la Universidad de Oxford, siguió su pasión de toda la vida - compartir la simplicidad de la vida al aire libre en la montaña. Empezó en las tierras altas de Escocia, donde trabajaba como joven instructor en el primer centro especializada en montaña. Esa experiencia lo motivó a pasar dos años en la Antártica, y posteriormente fundar un centro de experiencias al aire libre en los Andes centrales de Chile, CEAL, que llegò a ser reconocido internacionalmente por sus cursos asociadas con dos organizaciones mundiales, Colegios del Mundo Unido y el Bacchillerato Internacional.

Rod ha disfrutado siendo meteorólogo y especialista en perros de trineo en la Antártica, instructor de esquí, rector de dos colegios británicos, carpintero y constructor, vendedor de jabón, corredor de maratones, intérprete, maestro de Reiki, docente universitario y consultor y conferencista en varios países. Actualmente sus intereses incluyen el ciclismo, canotaje de lago y la confección artesanal de sitios web como este.

La década del 90 comenzó con cambios profundos para Rod, más allá de la vuelta a formas democráticas en el país. El fallecimiento de su hijo Ian y otros cuatro miembros de su familia lo impulsó a trabajar con más profundidad, tanto en lo social como en lo ecológico. Este trabajo lo llevó a la zona sureña de los lagos, donde quedó cautivado por los montes de milenario bosque nativo. Al lado del cordón Cañe se juntaba gente con el fin de promover la conservación y protección de un bosque de araucarias en las cumbres. Rod construyó un refugio como base, lo obsequió al proyecto y comenzó a vivir allí en 1993. Quería aplicar su experiencia a generar nuevos espacios ocupacionales para jóvenes locales, como guías en ecoturismo, y así contribuir al desarrollo económico y social de un sector rural. Esta iniciativa, novedosa y poco comprendida en su momento, fue reconocida por la asociación Ashoka de emprendedores sociales, que nombró a Rod como Fellow en 1997.

En sus palabras, "Sigo desarrollando una metodología innovadora para una educación ambiental más saludable que el modelo común de propagar una especie de consumismo 'enverdecido'. Pero hay una pregunta de fondo ¿cómo podemos generar la voluntad de cambio en una sociedad cuyo sistema educacional de hecho está cegada por un lenguaje materialista dedicado al exitismo y la delusión que la expansión económica eterna es posible? Al desconocer los principios naturales que rigen nuestras vidas - que son los que más debemos entender y seguir - solo conseguimos profundizar desastres económicos, sociales y ecológicos." "Considero que la comprensión ecológica indígena tiene mucho que aportar para disolver la parálisis que padecemos. La clave está en el concepto de "madre tierra". En esas dos palabras cortas indica nuestra verdadera relación con todo lo que vive. Es la misma madre tierra que se está encargando ahora de darnos pistas cada vez más trasparentes para responder la pregunta. La más clara es la gravedad de la desestabilización climática."

Un aprendizaje más personal ayudó a Rod a confirmar lo que venía entendiendo en muchos años viviendo en la montaña - que la tierra comunica sus mensajes a cualquier persona abierta a escucharlos. Solo basta que la persona se abre a escuchar. Y, ¿cómo nos podemos abrirnos y todos los sentidos, más allá de lo cotidiano? Un hecho aparentemente fortuito le ayudó a Rod a comprender. En 2006, llegó a Chile un Lama de Nepal, dedicado a la sanación energética conocida como Reiki, no solo como manera de curar sino también como servicio social. Rod tuvo ocasión de aprender Reiki del Lama, y lo acompañó un año y medio en Chile, y luego varios meses en 2008 y 2009 en Nepal. Comprendió por fin más claramente lo que había intuido - que el efecto sanador del contacto con la tierra, y el del contacto con la energía Reiki, que es la energía universal de la vida misma ... tienen características idénticas. Ambos traen integración, equilibrio y claridad, tanto a personas como lugares, ecosistemas. Cuando se da la voluntad de cambio, hasta puede transformar procesos educativos. Esta es la comprensión de fondo que orienta y motivo este sitio web de Tocatierra.

Volver