Volver


LIBRO
'PUCON EN TRANSICION'
publicado por el Consejo Ambiental de Pucón en Febrero 2012

PROLOGO
por Rod Walker

El libro 'PUCON EN TRANSICION' es fruto de un año de encuentros (2011) en que residentes locales de Pucón compartieron sus variadas experiencias dirigidas al propósito común de generar maneras de vivir más ecológicamente sustentables. Preparado en artículos por nueve comisiones del Consejo Ambiental local, su capítulo primero y emblemático - 'Transición' - entrega una visión que explica los principios y prácticas que animan el Movimiento Transición en diversos países del mundo. Los ocho capítulos restantes tratan aspectos afines. 'Energía' entrega consejos prácticos y útiles para el momento actual del 'cenit petrolero'. 'Agricultura Ecológica' va al grano en el contexto de los alimentos, señalando la importancia de seguir la naturaleza al cultivarlos. Otros cuatro resaltan las interrelaciones del entramado natural que contiene la vida comunal. 'Bosques y Leña' mira la riqueza del bosque, su vulnerabilidad y la necesidad de regenerarlo. 'Agua' enfoca este último punto con especial énfasis en la contaminación, y 'Biodiversidad' resalta la naturaleza única de nuestra zona por su alto endemismo de especies. Tres capítulos más tratan actividades humanas específicas - 'Eco-Construcción', 'Turismo' y 'Reciclaje'. Más que informar sobre iniciativas comunales, la publicación pretende sugerir buenas y sencillas prácticas - ideas para fortalecer la comunidad y mejorar su calidad de vida acorde con principios ecológicos.

Están soplando aires nuevos. En muchos países, la conciencia ecológica se moderniza. El antiguo concepto de desarrollo material y económico ha acusado falencias desde hace tiempo. Lejos de traer 'modernidad' en el sentido de los mejores logros del ser humano, se muestra cada vez disfuncional y anacrónico. La razón principal de ello es que se fundamentó en la ilusión que el crecimiento ilimitado es posible dentro del sistema limitado de la biósfera. Esta idea solo pudo sobrevivir durante tanto tiempo debido al fomento interesado de una inconciencia ambiental colectiva, que ha permitió controlar mercados comerciales muy lucrativos de consumo masivo y compulsivo.

Tal visión del crecimiento padecía de una ignorancia ecológica fundamental, porque toda manifestación de vida, incluyendo la actividad humana, debe su propia existencia a principios naturales. Al desconocerlos, peligra la integridad vital de cualquier sistema - sea a escala de organismo, población, o incluso una especie - o una civilización. Cuando los principios naturales se respetan, en cambio, la vida goza de un equilibrio vital y se mantiene sustentable en el tiempo.

Hasta hace tan solo cuarenta años, muy pocos vislumbramos el peligro. La Tierra se veía tan inmensa que podría absorber cualquier efecto de la revolución industrial. Esa fue la creencia que contribuyó a instalar las prácticas de industrialización agigantadas y mecanismos voraces de codicia que observamos hoy. Acostumbrarnos a lo gigantesco también tiene efectos más sutiles en nuestra mentalidad, e incluso en el lenguaje cotidiano. El término 'sustentable', por ejemplo, tiene una fuerte carga económica. Mucha de nuestra educación ambiental, casi sin que nos demos cuenta, persigue visiones del mismo consumismo, solo teñido de un decoroso verde. Es preciso educar para consumir menos, en vez de siempre más.

Afortunadamente, a la par del sistema industrial han seguido creciendo inquietudes. En 1967, fotografías de la Tierra desde el espacio sembraron semillas potentes al mostrarnos nuestra ?nave espacial? en vivo y en directo. En 1973, el economista alemán E F Schumacher escribió un libro ?Lo Pequeño es Hermoso? con el mordaz sub-título "Economia como si importaran las personas". ¡Qué idea más revolucionaria!

Hoy sabemos que las personas son lo que menos le importa al sistema de 'desarrollo' comercial e industrial. Al mismo tiempo, como individuos tenemos todo el poder inmenso de actuar, y generar maneras más saludables de relacionarnos en nuestras comunidades y con la Tierra. Siguiendo principios naturales y prácticas que atienden necesidades vitales reales con conciencia ecológica, podemos re-establecer el equilibrio, paso a paso, día a día. Es la esencial sabiduría indígena ancestral, y se mantiene siempre disponible. Aunque haya sido olvidada o suprimida, tiene las semillas de la nueva modernidad - más práctica, solidaria y saludable - que tanto se precisa hoy.

Cuando nos preguntamos, qué hacer con la adicción colectiva al petróleo, la respuesta resuena cada día más fuerte y clara - simplemente bajar el consumo y compartir los recursos disponibles más solidariamente. Para el antiguo sistema expansionista, el ocaso del petróleo fácil parece un problema complejísimo. En cambio, para un sistema que sigue los principios ecológicos de reducir, relocalizar y desarrollar alternativas, representa una oportunidad de ser creativos de mil maneras. Cada pequeña acción de ahorro solidario - hacer huerta, compartir y conservar recursos, bajar el consumo - es un paso positivo hacia la necesaria transición. Más aún, conduce hacia la adaptabilidad al cambio conocida como 'resiliencia' - algo así como flexibilidad ante los cambios fuertes. Es un concepto que muestra toda especie ecológicamente viable, y es un objetivo fundamental del Movimiento Transición, que cada día adquiere más fuerza alrededor del mundo.

"De la dependencia del petróleo hacia la resiliencia local"
Ver la Página Web que sigue, del Movimiento Transición:

http://www.movimientotransicion.pbworks.com

Volver