Volver

TEXTO DEL ORIGINAL DE THICH NHAT HANH
"THE LONG ROAD TURNS TO JOY
('El Largo Camino se Vuelve Regocijo')
Guía para la Meditación Caminada
Publicado en la India por FULL CIRCLE ISBN 81-7621-007-2
Aquí de a poco estamos publicando el texto entero en español.
I I


he llegado
estoy en casa
en el aquí
en el ahora
soy sólido
soy libre
en lo trascendental
permanezco

Thich Nhat Hanh es poeta, maestro Zen, y activista por la paz. Autor de 75 libros, que incluyen 'Buddha Viviente, Cristo Viviemnte', 'Siendo Paz', y 'La Paz es cada Paso', fue nominado al Premio Nobel de la Paz por Martin Luther King Jr. Exiliado de su país natal, Vietnam, desde 1966, vive en Plum Village, la comunidad de meditación que fundó en el suroeste de Francia. Ahí escribe, enseña, jardinea y practica el caminar con presencia mental

CUALQUIERA PUEDE HACERLO

Meditar caminando es meditar mientras caminamos. Caminamos lentamente, de una manera relajada, menteniendo en nuestros labios una ligera sonrisa. Cuando practicamos de esta manera, nos sentimos profundamente tranquilos, y nuestros pasos son los de la persona más segura de la Tierra. Todas nuestras penas y anmsiedades desvanecen, y la paz y la alegría llenan nuestros cortazones. Cualquiera puede hacerlo. Solo toma un poco de tiempo, un poco de presencia mental, y el deseo de estar feliz.

EL MOMENTO PRESENTE

Preguntaron al Buddha, 'Qué practican Ud y sus discípulos?' y respondió, 'Nos sentamos, caminamos y comemos.' El que preguntó insistió, 'Pero Señor, todo el mundo se sienta, camina y come.' El Buddha le dijo, 'Cuando nosotros nos sentamos, sabemos que estamos sentados. Cuando caminamos, sabemos que estamos caminando. Cuando comemos, sabemos que estamos comiendo.'
La mayor parte del tiempo, estamos perdidos en el pasado o nos dejamos llevar por el futuro. Cuando estamos mentalmente presentes, profundamente en contactyo con el momento actual, nuestra comprensión de los acontecimientos se profundiza, y nos comenzamos a llenar de aceptación, alegría, paz y amor.

TODO DEPENDE DE TUS PASOS

La semilla de la presencia mental está en cada uno de nosotros, pero usualmente nos olvidamos de regarla. Pensamos que la felicidad solo es posible en el futuro - cuando tenemos casa, un auto, un Doctorado. Luchamos en mente y cuerpo, y no tocamos la paz y la alegría que están disponibles justo ahora - el cielo azul, las hojas verdes, los ojos de nuestro ser amado.

¿Qué es lo más importante? Muchas personas han aprobado exámenes, comprado casas y autos, pero siguen infelices. Lo más importante es encontrar la paz y compartirla con otros. Para tener paz, puedes empezar por caminar tranquilamente. Todo depende de tus pasos.

FALTA DE RUMBO

En el Buddhismo, hay una palabra, apranahita. Significa falta de deso o rumbo. La idea es que no nos ponemosnada por delante para perseguirlo. Cuando practicamos meditación caminando, practicamos en ese espíritu. Solo gozamos el caminar, sin ningún objetivo o rumbo en particular. Nuestro caminar no es un medio hacia un fin. Caminamos por caminar.

A. J. Muste decía, "No hay camino hacia la paz, la paz es el camino."Caminar con presencia mental nos trae paz y alegría, y hace que nuestra vida sea real. ¿Porqué apurarnos? Nuestro destino final solo será el cementerio. ¿Porqué no caminar en dirección hacia la vida, disfrutando la paz en cada momento con cada paso? No hace falta luchar. Disfruta cada paso. Ya llegamos.

TOCANDO LA PAZ

Si crees que la paz y felicidad están en algún otro lugar y corres detrás de ellas, no llegarás nunca. Solo cuando te das cuenta que la paz y felicidad están disponibles aquí en el momento presente, serás capaz de relajarte.

En la vida diaria, hay tanto que hacer y tan poco tiempo. Puedes sentirte obligado a correr todo el tiempo. ¡Simplemente para! Toca la tierra del momento actual profundamente, y tocarás la paz y alegría verdadera.

CAMINA EN PAZ

Si miras profundamente, puedes ver todas las preocupaciones y ansiedafd que a gente imprime en la Tierra mientras caimna. Nuestros pasos suelen ser pesados, llenos de tristeza y temor. Nos sentimos inseguros, y nuestros pasos lo delatan.

Este mundo tiene muchas sendas. Algunas están bordeadas con hermosos árboles, algunas serpentean alrededor de campos fragantes, algunas están cubiertas con hojas y flores. Pero si caminamos por ellas con el corazón pesado, no las apreciaremos para nada.

Cuando teníamos uno o dos años, empezamos a dar pasos vacilantes. Ahora, tenemos que aprender a caminar de nuevo - lentamente, con alegría y facilidad. Cuando te vea caminando con profunda comodidad y paz, sonreiré contento.

SONRIE COMO UN BUDDHA

Mientras te esfuerzas por deshacerte de tus preocupaciones y ansiedades, por favor sonríe. Puede ser solo un comienzo de sonrisa, pero manténlo ahí en tus labios. Es muy parecido a la media-sonrisa del Buddha. Mientras aprendes a caminar como caminaba el Buddha, puedes sonreir como él sonreía. ¿Porqué esperar hasta que esté completamente transformada, completamente despierta? ¡Puedes empezar a ser un Buddha de tiempo parcial ahora mismo!

La media-sonrisa es fruto de tu conciencia qiue está aquí, viva, caminando. Al mismo tiempo, fomenta más paz y alegría dentro tuyo. El sonreir mientras practicas meditación caminando mantendrá tus pasos calmados y tranquilos, y te dará una profunda sensación de sosiego. Una sonrisa refresca todo tu ser y fortalece tu práctica. No temas sonreir.

RECOBRANDO NUESTRA SOBERANIA

Tu sonrisa comprueba que no eres una colonia, que tienes soberanía sobre ti mismo, que estás haciendo lo mejor que puedes. El Buddha a veces es nombrado como "El o ella que tiene soberanía sobre si mismo/a." Los acontecimientos nos llevan, y nos perdemos. Meditar caminando nos ayuda a recobrar nuestra soberanía, nuestra libertad como ser humano. Caminamos con gracia y dignidad, como un emperador, como un león. Cada paso es vida.

TOCANDO LA TIERRA

Cuando fue desafiado por Mara - quien personifica la delusión - el Buddha tocó la tierra con su mano derecha y dijo,"Con la Tierra como mi testigo, me sentaré aquí hasta lograr el verdadero despertar." Cuando hizo eso, Mara desapareció.

A veces nosotrs también somos visitados por Mara - cuando nos sentimos irritados, inseguros, enojados o infelices. Cuando eso sucede, por favor toca la Tierra profundamente con tus pies. Por favor practica meditación caminando. La Tierra, nuestra madre, está repleta de amor profundo por nosotros. Cuando sufrimos, nos protegerá, alimentándonos con sus hermosos árboles, pastos y flores.

SANANDO A LA MADRE TIERRA

Caminar con presencia mental sobre la Tierra puede restaurar nuestra paz y armonía, y puede restaurar la paz y armoníoa de la Tierra también. Somos hijos de la Tierra. Dependemos de ella para nuestra felicidad, y ella depende de nosotros también. Que la Tierra esté hermosa, fresca y verde, o árida y desecada depende de nuestra forma de caminar. Cuando practicamos meditación caminando con hermosura, masajeamos la Tierra con nuestros pies y plantamos semillas de alegría y felicidad con cada paso. Nuestra Madre nos sanará, y nosotros la sanaremos.

RESPIRACION CONSCIENTE

La práctica central enseñada por el Buddha fue la presencia mental, incluyendo la presencia mental de la respiración. "Inhalando, sé que estoy inhalando. Exhalando, sé que estoy exhalando." Es como tomar un vaso de agua fresca. Mientras inhalamos, realmente sentimos el aire llenar nuestros pulmones. En la meditación sentada y en la meditación caminando practicamos así, entregando toda nuestra atención a cada respiración y cada paso.

CONTANDO

Mientras caminas, practica la respiración consciente contando pasos.Fíjate en cada respiración y el número de pasos que das mientras inhalas y mientras exhalas.

Si das tres pasos durante una inhalación, di silenciosamente, "Uno, dos, tres," o "Adentro, adentro, adentro," una palabnra con cada paso. Mientras exhalas, si das tres pasos, di "Afuera, afuera, afuera," con cada exhalación. Si das tres pasos mientras inhalas y cuatro pasos mientras exhalas, dices, "Adentro, adentro, adentro, Afuera, afuera, afuera, afuera", o "Uno, dos, tres, Uno, dos, tres, cuatro."

RESPIRA NATURALMENTE

No trates de controlar la respiración. Permite a tus pulmones todo el tiempo y aire que necesitan, y simplemente date cuenta cuantos pasos das mientras se llenan tus pulmones y cuantos tomas mientras se vacian, consciente tanto de tu respiración como de tus pasos. La conexión es el contar.

Cuando caminas cerro arriba o cerro abajo, el número de pasos por respiración variará. Siempre sigue las necesidades de tus pulmones. No trates de controlar tu respiración o tu caminar. Solo obsérvalos profundamente.

UN EQUILIBRIO MARAVILLOSO DE PRESENCIA MENTAL

Cuando comienzas a practicar, tu exhalación puede ser más larga que tu inhalación. Podrías encontrar que tomas tres pasos durante tu inhalación y cuatro pasos en tu exhalación (3-4), o dos pasos/tres pasos (2-3). Si esto te resulta cómodo, por favor disfruita practicando de esta manera. Después de que hayas practicado la meditación caminando durante algún tiempo, Tu inhalación y exhalación probablemente llegar'an a ser iguales: 3-3, 0o 2-2, o 4-4.

No te olvides la práctica de sonreir. Tu media-sonrisa traerá calma y deleite a tus pasos y tu respiración, y ayudará a mantener tu atención. Después de practicar por media hora o una hora, encontrarás que tu respiración, tus pasos, tu cuenta y tu media-sonrisa todos se combinan juntos en un equilibrio maravilloso de presencia mental.

QUEDATE CON TU RESPIRACION

Si ves algo por el camino que deseas tocar con tu presencia mental - el cielo azul, un árbol o una ave - solo párate, pero mientras lo haces, sigue respirando con presencia mental. Puedes mantener vivo el objeto de tu contemplación por medio de la respiración con presencia mental. Si no respiras conscientemente, tarde o temprano tus pensamientos se instalarán nuevamente, y el ave o el árbol desaparecerá. Siempre quédate con tu respiración-

ALCANZANDO MAS AIRE FRESCO

Después de que hayas estado practicando por unos días, experimenta agregando un paso más a tu exhalación. Por ejemplo, si tu respiración normal es 2-2, sin caminar más rápido, alarga tu exhalación y practica 2-3 cuatro o cinco veces. Entonces regresa a 2-2.

En la respiración normal, nunca expulsamos todo el aire de nuestros pulmones. Siempre queda algo. Al agregar otro paso a tu exhalación, empujarás hacia afuera m,ás de este aire usado. No te esfuerces demasiado. Basta con cuatro o cinco veces. Más puede cansarte.

Después de respirar de esta manera cuatro o cinco veces, deja que tu respiración vuelva a la normalidad. Luego, cinco o diez minutos más tarde, puedes repetir el proceso. Acuérdate de agregar un paso a la exhalación, no a la inhalación.

LA CIRCULACION MEJORADA

Después de practicar unos pocos días más, tus pulmones podrían decirte,"Si pudiéramos hacer 3-3 en vez de 2-3, eso sería maravilloso." Si el mensaje es claro, pruébalo, pero aún así, solo hazlo cuatro o cinco veces. Luego regresa a 2-2. En cinco o diez minutos, comienza 2-3, y luego haz 3-3 de nuevo.

Después de varios meses, tus pulmones estarán más sanos y tu sangre circulará mejor. Tu manera de respirar se habrá transformada.

ENTRESER

En Plum Village, la comunidad de práctica donde vivo en Francia, todo el mundo siempre camina en el modo de meditación caminando. Cada vez que vamos de un lugar a otro, hasta una distancia corta - a la sala de meditación, al comedor, o incluso al baño - caminamos de esa manera con presencia mental.

Cuando sea que veo a una persona caminar con presencia mental, ella o él es una campana de presencia mental para mí. Al verla caminar con presencia mental, toco la paz, alegría, y presencia profunda de su ser, y la paz, alegría y presencia profunda de mi ser.

USANDO PALABRAS EN VEZ DE NUMEROS

Podemos practicar la meditación caminando contando pasos o usando palabras. Si el ritmo de nuestra respiración es 3-3, por ejemplo, podemos decir, silenciosamente, "Flor de loto, flor de loto," o "El planeta verde, el planeta verde," mientras caminamos. Si nuestro ritmo de respiración es 2-3, podríamos decir, "El loto, el loto florece," o "Caminando sobre el planeta verde, caminando sobre el planeta verde." por 5-5. O "Caminando sobre el planeta verde, estoy caminando sobre el planeta verde," por 5-6.

No solo decimos las palabras. Realmente vemos aparecer flores debajo de nuestros pies. Realmente nos unimos con nuestro planeta verde. Siéntete libre a usar tu propia creatividad y sabiduría. El meditar caminando es para tu goce. No es una ardua labor.

HE LLEGADO

También puedes practicar la meditación caminando usando las palabras de una poesía. En el Budismo Zen, la poesía y la práctica siempre van juntos.

He llegado
estoy en casa
en el aquí
en el ahora
soy sólido
soy libre
en lo trascendental
permanezco

NUESTRO VERDADERO HOGAR

Cuando practicamos meditación caminando, llegamos en cada momento. Nuestro verdadero hogar es en el momento presente. Cuando entramos profundamente en el momento presente, nuestros arrepentimientos y tristezas desaparecen, y descubrimos la vida con todas sus maravillas. Inhalando, decimos, "He llegado." Exhalando, decimos, "Estoy en casa." Cuando hacemos esto, vencemos la dispersión y residimos tranquilamente en el momento presente, que es el único momento que podemos vivir.

AQUI Y AHORA

Es agradable practicar con las palabras de una estrofa como "He llegado." Mientras inhalas dices "Llegado" con cada paso, y mientras exhalas, dices "Casa" con cada paso. Si tu ritmo es 2-3, dirás, "Llegado, llegado, Casa, casa, casa," coordinando las palabras y tus pasos según el ritmo de tu respiración.

Después de practicar "Llegado/Casa" durante un tiempo, si te sientes relajada y plenamente presente con cada paso y cada respiración, puedes cambiar a "Aquí/Ahora." Las palabras son distintas, pero la práctica es la misma.

NIRVANA

Mientras comienzas a arribar con cada paso, llegas a ser más sólido. Mientras te haces más sólido, llegas a ser más libre. Solidez y libertad son dos aspectos de nirvana, el estado de liberación del deseo, temor y ansiedad.

La práctica debe ser placentera. Cuando te sientes feliz, tu solidez y libertad aumentarán, u sabrás que estás en el camino de la práctica correcta. No necesitas un profesor que te diga si estás disfrutando de la práctica. Si la disfrutas, te sentirás sólido y libre. Entonces podrás practicar "Sólido, Libre" mientras caminas.

TOCANDO LA ULTIMA DIMENSION

La imagen que frecuentemente se usa para las dos dimensiones de la vida es la de agua y olas. En la superficie del océano, hay muchas olas - unas altas, unas bajas, unas hermosas y otras no tan hermosas. Todas ellas poseen un comienzo y un fin. Pero cuando tocas las olas profundamente, te das cuenta que las olas solo son de agua, y, desde el punto de vista del agua, no hay comienzo, ni fin, ni arriba, ni abajo, ni nacimiento ni muerte.

Cuando tocas el agua - el fondo del ser - profundamente, puedes practicar la última línea de la poesía "En lo trascendental, Permanezco." Mientras inhalas, di "Trascendental" con cada paso, y mientras exhalas, di "Permanezco." Estas no son solo palabras. Si realmente las practicas, tocarás el mundo del no nacer y no morir con cada paso.

LA PERSECUCION DE LA FELICIDAD

Permítete ser. Cuando practicas la meditación caminando, cada paso te ayuda a arribar en el momento presente. No necesitas nada más para tocar la verdadera felicidad.

Cuando tu nariz está congestionada, puede ser difícil disfrutar tu respiración. Pero ahora puedes respirar libremente, así que por favor disfruta de cada respiro. Eso ya es paz y felicidad. Mienras exhalas, sonríe. La exhalación ayuda a expulsar muchas toxinas. Inhalando y exhalando, especialmente cuando el aire no está demasiado contaminado, es la práctica de paz y felicidad.

Mientras cultivamos la paz y felicidad en nosotros, también fomentamos pasz y felicidad en los que amamos. En realidad, podemos disfrutar cada respiro y cada paso para todo el mundo en las diez direcciones.

CAMINAR CON UN NIÑO

Cuando caminas, quizás te gustaría tomar la mano de una niñita. Ella recibirá tu concentración y estabilidad, y tu recibirás su frescura e inocencia. De vez en cuando, es posible que quiera correr adelante y esperar que la alcances. Un niño es una campana de presencia mental, recordándonos cuan maravillosa es la vida.

En Plum Village, les enseño a los pequeños a practicar un verso sencillo mientras caminan: "Oui, oui, oui," mientras inhalan, i "Merci, merci, merci," mientras exhalan. "Si, si, si, Gracias, gracias, gracias." Quiero que reaccionen positivamente a la vida, a la sociedad, y a la Tierra. Lo disfrutan mucho.

LA FELICIDAD NO ES UN ASUNTO INDIVIDUAL

Todos nuestros antepasados y todas las generaciones futuras están presentes en nosotros. La liberación no es un asunto individual. Mientras sufren los antepasados en nosotros, no podemos estar felices, y transmitiremos ese sufrimiento a nuestros hijos y a sus hijos.

Ahora es el momento para liberar a nuestros antepasados y las futuras generaciones. Significa liberarnos a nosotros. Si podemos tomar un paso en libertad y felicidad, tocando la Tierra con presencia mental, podemos tomar cien. Lo hacemos por nosotros y por todas las generaciones pasadas y futuras. ¡Todos llegamos en el mismo momento y encontramos la paz y la felicidad juntos!

PRACTICANDO EN MOMENTOS DE ENOJO

Cuando surge el enojo, meditar caminando puede ser de gran ayuda. Pruébalo recitando este verso mientras caminas:

Inhalando, sé que hay enojo dentro de mí.
Exhalando, sé que esta sensación es desagradable.
(Y luego, después de un tiempo): Inhalando me siento tranquilo.
Exhalando, ahora tengo la fuerza suficiente para cuidar este enojo.

Hasta que tengas la tranquilidad suficiente para mirar directamente al enojo, solo disfruta tu respiración, tu caminar y las bellezas del aire libre. Después de un rato, en enojo disminuirá y te sentirás suficientemente fuerte como para mirarlo directamente, tratar de comprender sus causas, y comenzar el trabajo de transformarlo.

PASOS QUE NUTREN

Meditar caminando es como comer. Con cada paso, nutrimos nuestro cuerpo y nuestro espíritu. Cuando caminamos con ansiedad y tristeza, es una especie de comida chatarra. La comida de la meditación caminando debe ser de una mayor calidad. Solo camina lentamente, y disfruta de un banquete de paz.

CAMINA POR TODOS LOS SERES

El aire está más limpio en la madrugada y al anochecer. Ese es el mejor momento para disfrutar meditar caminando. Permite que la energía de ese aire purote penetre.

Cuando practicas la meditación caminando en la mañana, tus movimientos se volverán suaves y tu mente se despertará. Tendrás una conciencia más clara de tus acciones durante todo el día. Al tomar decisiones, encontrarás que estás más calmado y lúcido, con más intuición y compasión. Con cada paso apacible que das, se beneficiarán todos los seres, cercanos y lejanos.

ESTA EN TU FORMA DE CAMINAR

El Buda imprimió paz, alegría, y serenidad en la Tierra con cada paso que tomó. Hace treinta años, cuando visité la montaña Gridrakuta donde enseñaba el Buda, caminé por los mismos senderos que él. Me paré en la Tierra donde él se paró. Me senté en la misma piedra en la que él se sentó. Mirando la puesta de sol de un rojo brillante, sabía que el Buda y yo mirábamos el mismo sol en el mismo momento.

Cuando caminamos como lo hacía el Buda, continuamos su labor. Fomentamos las semillas de Budeidad en nosotros y mostramos nuestra gratitud al Buda, no por lo que decimos, sino por la manera en que damos pasos de paz y alegría en la Tierra,

YO CAMINO POR TI

La guerra en Vietnam causó incontables heridas en las mentes y los cuerpos de gente de ambos lados. Muchos soldados y civiles perdieron un brazo o una pierna, y ahora no pueden juntar las palmas de sus manos para saludar con respeto al Buda o practicar la meditación caminando. El año pasado dos de estas personas visitaron nuestro centro de retiros, y tuvimos que encontrar medios alternativos para que practicaran la meditación caminando. Le pedí a cada uno que se sentara en una silla, eligiera a alguien que practicaba la meditación caminando, y que se identificara con él, siguiendo sus pasos con prtesencia mental. De esta manera, dieron pasos apacibles y serenos juntos con sus parejas, aun cuando ellos no podían caminar. Vi lágrimas de alegría en sus ojos.

GRATITUD

Es fácil para nosotros que tenemos dos piernas practicar la meditación caminando. No debemos olvidarnos de la gratitud. Caminamos por nosotros, y caminamos por los que no pueden caminar. Caminamos por todos los seres vivos - pasados, actuales, y futuros.

CAMINANDO EN MOMENTOS DIFICILES

En 1976, fui al Golfo de Siam a ayudar a la gente de los barcos que derivaban por el mar. Alquilamos tres buques para rescatarlosy llevarlos a un puerto seguro. Había setecientas personas a la deriva en nuestros buques cuando las autoridades en Singapur me ordenaron dejar el país y abandonar a todos ellos. Eran las dos de la mañana y tenía que marcharme dentro de veinticuatro horas.

Sabía que si no loraba encontrar la paz en ese momento difícil, nunca lograría encontrar la paz. Así es que practicaba la meditación caminando toda la noche en mi pequeño cuarto. ¡A las seis, mientras salía el sol, me llegó una solución! Si te entregas al pánico, no sabrás que hacer. Pero al practicar el respirar, sonreir, y caminar, una solución puede presentarse.

VIVIENDO PROFUNDAMENTE

La Primera Noble Verdad enseñáda por el Buda es la presencia del sufrimiento. La conciencia del sufrimiento genera la compasión, y la compasión genera la voluntad de practicar el Camino.

Cuando yo volví a Francia después de intentar ayudar a la gente de los barcos, la vida aquí parecía tan extraña. Acababa de ver a refugiados siendo asaltados, violadas, y asesinadas en alta mar, mientras que en París las tiendas estaban repletas de todo tipo de productos y la gente tomaba vino y café bajo luces de neón. Era como un sueño. ¿Cómo podían existir tales contradicciones? Consciente de la profundidad del sufrimiento en el mundo, juré no vivir superficialmente.

CAMINA COMO UN TIGRE

Cuando comienzas a practicar la meditación caminando, te podrás sentir desequilibrado, como un bebé que aprende a caminar. Sigue tu respiración, concéntrate en tus pasos con presencia mental, y pronto encontrarás tu equilibrio. Visualiza un tigre que camina lentamente, y encontrarás que tus pasos llegan a ser tan majestuosos como los de él.

PRACTICA SIN FORMA

No necesitas juntar las palmas de las manos o lucir un rostro solemne para practicar la meditación caminando. En lo posible, elige un sendero tranquilo en un parque, cerca de un lago o a orillas de un río.

La mejor práctica es sin forma. No camines tan lentamente que la gente te encuentre extraño. Camina de tal manera que los otros ni se dan cuenta que estás practicando. Si te encuentras con alguien por el camino, solo sonríe y continúa tu camino.

NECESITAMOS TIEMPO

Puedes practicar la meditación caminando entre reuniones, camino al auto, subiendo o bajando la escalera. Cuando caminas a algún lugar, deja suficiente tiempo para practicar. En vez de tres minutos, déjate ocho o diez. Siempre parto hacia el aeropuerto con una hora extra de adelanto, para poder practicar la meditación caminando ahí. Los amigos quieren detenerme hasta el último momento, pero resisto. Les digo que necesito el tiempo.

EL SENDERO DEL DESPERTAR

La práctica de la meditación caminando te abre los ojos a las maravillas y el sufrimiento en el universo. Si no estás consciente de lo que pasa a tu alrededor, ¿dónde esperas encontrar la realidad última?

Cada sendero puede ser un sendero de meditación caminando, desde las veredas de caminos bordeados de árboles y fragantes cultivos de arroz hasta los callejones de Mostar y caminos de tierra llenos de minas en Camboya. Cuando estás despìerto, no dudarás en entrar en ningún camino.Zp> Sufrirás, no solo de tus propias preocupaciones y temores, pero debido a tu amor por todos los seres. Cuando te abres de esta manera, tus compañeros serán otros seres en el sendero del despertar que comparten tu intuición. Trabajarán contigo, codo a codo, para paliar el sufrimiento del mundo.

EL SELLO DE UN EMPERADOR

Camina erguido, con calma, dignidad y alegría, como si fueras un emperador. Coloc ti pie en la Tierra de la misma manera que un emperador coloca su sello sobre un decreto real. Un decreto puede traer la felicidad o la miseria. Si tus pasos son apacibles, el mundo tendrá paz. Si tu puedes tomar un paso en paz, entonces la paz es posible.

UNA FLOR BROTA BAJO CADA PASO

Cuando nació el bebé Buda, tomó siete pasos, y una flor de loto apareció bajo cada paso. Cuando practicas la meditación caminando, tú puedes hacer lo mismo. Visualiza un loto, un tulipán o una gardenia que aparece bajo cada paso el momento en que tu pie toca la tierra. Si practicas hermosamente como esto, tus amigos verán campos de flores dondequiera que tu caminas.

VUELTA A TIERRA

Imagínate que tu y yo somos astronautas. Hemos llegado a la luna, y encontramos que no podemos volver a Tierra porque el motor de nuestra nave está irreparablemente danado. Quedaremos sin oxígeno antes que el Control de Vuelo en Houston alcance a enviarnos otra nave que nos rescate. Solo nos quedan dos días de vida. ¿Qué nos traería mayor felicidad que volver a nuestro hermoso planeta y caminar sobre él? Cuando nos enfrentamos a la muerte,nos damos cuenta cuan precioso es caminar sobre la Tierra verde.

Ahora, de alguna manera milagrosa hemos sobrevivido, y hemos sido devueltos a la Tierra. Celebremos nuestra alegría caminando juntos sobre nuestro hermoso planeta, con paz y concentración profunda.

EL MILAGRO DE CAMINAR SOBRE LA TIERRA

La gente dice que caminar sobre el agua es un milagro, pero para mí, caminar en paz sobre la Tierra es el verdadero milagro. Cada paso es un milagro. Dar pasos sobre nuestro hermoso planeta puede traer verdadera felicidad.

Mientras caminas, ten plena conciencia de tu pie, el suelo, y la conexión entre los dos, que es tu respiración consciente. Practica el "sello del emperador", "Una flor brota bajo cada paso", o "vuelta a Tierra" como temas para tu caminar.

ESTE MUNDO ASOMBROSO

La Tierra Pura de Amithaba Buda, según dicen, tiene lagunas de loto, árboles con siete gemas, caminos pavimentados de oro y aves celestiales. Pero para mí, caminos de tierra con praderas y limoneros son mucho más hermosos. Como monje novato, le dije a mi maestro, "Si la Tierra Pura no tiene limoneros, no quiero ir allí." Tiene que haberme encontrado testarudo. No dijo nada.

Más tarde aprendí que este mundo y la Tierra Pura, ambos surgen de la mente. Eso me hizo muy contento. Supe que cuando caminas con presencia mental, ya estás en la Tierra Pura.

CAMINANDO EN LA TIERRA PURA

Si yo tuviera poderes sobrenaturales, te llevaría a la Tierra Pura de Amithaba Buda, donde todo es hermoso. Pero si traes las preocupaciones y ansiedades hasta allá, la contaminarás. Para estar preparado para entrar en la Tierra Pura, tienes que aprender a dar pasos apacibles y libres de ansiedad. De hecho, si puedes aprender a dar pasos apacibles y libres de ansiedad sobre la Tierra, no necesitarás ir a la Tierra Pura. La Tierra misma llega a ser una Tierra Pura, y no hay ninguna necesidad de ir a otro lugar.

CON CADA PASO, UNA BRISA SURGIRA

En la entrada del camino para meditación de un templo Zen en Vietnam, hay una gran piedra tallada con estas palabras: "Con cada paso, una brisa surgirá." La brisa es la paz y alegría que hacen desaparecer el calor de la tristeza. Cuando caminas de esa manera, lo haces para tí y para todfos los seres.

HUELLAS VACIAS

Pìe y Tierra tocan,
Girasoles brillantes llenan nuestros ojos.
En la distancia, ruge un trueno.
Sudor recorre nuestras mejillas.
Entrando de lleno al mundo del nacer y
nuestras lágrimas nutren a todos los seres.
Trascendiendo el mundo del nacer y morir,
huellas vacías, rumbo a ningún lado.

A TRAVES DE LA PUERTA ABANDONADA

A través de la puerta abandonada,
llena de hojas maduradas,
sigo la pequeña huella.
La tierra es roja como labios de niño.
De repente
estoy consciente
de cada paso
que doy.

TOMA MI MANO

Toma mi mano.
Caminaremos.
Solo caminaremos.
Disfrutaremos nuestro caminar
sin pensar en llegar a ningún lado.
Camina apacible.
Camina feliz. Nuestro camino es caminar en paz.
Nuestro camino es caminar en felicidad.

BESA LA TIERRA

Camina y toca la paz en cada momento.
Camina y toca la felicidad en cada momento.
Cada paso trae una brisa fresca.
Cada paso hace brotar una flor.
Besa la Tierra con tus pies.
Tráele tu amor y felicidad.
La Tierra estará segura
cuando nosotros nos sentimos seguros.

LA TIERRA TE ESTA ESPERANDO

La Tierra siempre es paciente y abierta de corazón.
Ella te está esperando.
Te ha estado esperando
durante el último trillón de vidas.
Ella te puede esperar cualquier tiempo.
Sabe que volverás a ella algún día.
Fresca y verde, te dará su bienvenida
exactamente como la última vez,
porque el amor nunca dice, "Esta es la última vez",
porque la Tierra es una madre amorosa.
Nunca dejará de estarte esperando.

LA SENDA DE BIENVENIDA

La senda te da la bienvenida,
perfumada de pasto y pequeñas flores,
la senda pavimentada con arrozales
que todavía llevan las marcas de tu niñez
y la fragancia de la mano de madre.
Camina tranquilamente, apaciblemente.
Tud pies tocan la Tierra profundamente.
No dejes que tus pensamientos te arrastren,
vuelve a la senda en cada momento.
La senda es tu querida amiga.
Ella te transmitirá
su solidez
y su paz.

VUELVE

Respirando con tu presencia mental,
practica tocar la Tierra profundamente.
Camina como besando la Tierra con tus pies,
como masajeando la Tierra con cada paso.
Tus huellas
serán las marcas de un sello de emperador
mandando al Ahora que vuelva hasta Aquí,
para quie la vida se haga presente,
para que tu sangre de a tu rostro el color del amor,
para que aparezcan las maravillas de la vida,
y se transformen todas las ansiedades
en paz y regocijo.

CAMINANDO LA PAZ

La paz es el caminar.
La felicidad es el caminar.
Camina por ti mismo
y caminas por todo el mundo.

LA PAZ ES CADA PASO

La paz es cada paso.
El brillante sol rojo es mi corazón.
Cada flor sonríe conmigo.
Cuan verde, cuan fresco todo lo que crece.
Cuan fresco sopla la brisa.
La paz es cada paso.
Transforma el sendero sin fin en alegría.

BIENVENIDA DE REGRESO

Hubo momentos en que no lograste éxito.
Caminando el sendero vacío, flotabas por el aire,
perdido en el ciclo del nacer y morir
y atraído hacia el mundo de ilusiones.
Pero el hermoso sendero es paciente,
siempre sperando que vuelvas,
aquel sendero que te es tan familiar,
y tan fiel.
Sabe que volverás algún día.
Y te dará su bienvenida de regreso.
El sendero será tan fresco y hermoso como la primera vez.
El amor nunca dice que esta es la última vez.

EL SENDERO ERES TU

Aquel sendero. eres tú.
Por eso nunca se cansará de esperar.
Sea cubierto de polvo colorado,
hojas otoñales,
o nieve helada,
Vuelve al sendero.
Serás como el árbol de la vida.
Tus hojas, tronco, ramas,
y las flores de tu alma
serán frescas y hermosas,
cuando entras en la práctica de Tocar la Tierra.


Plum Village es una comunidad de retiros en el suroeste de Francia donde religiosos y láicos de ambos sexos practican el arte de vivir con presencia mental. Los que visitan son invitados a la práctica por al menos una semana.
Para informarse, por favor escriba a:
PLUM VILLAGE - MEYRAC - 47120 LOUBÉS-BERNAC - FRANCE


I I

Volver